Historia de la Revista

Pyrenae fue fundada el año 1965 por el profesor Joan Maluquer de Motes i Nicolau como instrumento de expresión de los profesores e investigadores del Instituto de Arqueología y Prehistoria de la Universitat de Barcelona.
 
En esta primera etapa, la dirección de la revista recayó sobre Lluís Pericot y Joan Maluquer, la secretaría sobre Ana Mª. Muñoz Amilibia y constaban como profesores ayudantes de la revista Agustina Fort, Ricardo Martín, Anna Mª. Rauret, Carme Solsona Pere Vegué y Miquel Oliva. El primer número, Pyrenae 1 de 1965, se inauguraba con una serie de artículos que mostraban la voluntad con la que se había creado la revista: dar visibilidad a los trabajos de investigación del Instituto de Arqueología y Prehistoria de la Universitat de Barcelona, portavoz de la llamada Escuela de Arqueología de Barcelona. Con este número 1, se mostró la tónica de lo que sería Pyrenae los años siguientes con artículos de la mano de Pere Bosch Gimpera, Joan Maluquer, Pere de Palol, Lluís Pericot, Miquel Tarradell, junto con textos de Antoni Arribas, Ana Mª. Muñoz, Anna Mª. Rauret, Mª. Lluïsa Serra, Carme Solsona, Glòria Trias, entre otros. Pyrenae mostró tanto a nivel hispánico como internacional el impacto de la arqueología catalana.
Pyrenae se publicó de forma regular, en formato in-8º y con unas 200/250 páginas por volumen, durante doce números hasta el año 1976. A partir de esta fecha se publicaron cuatro volúmenes dobles hasta el 19-20 del 1983-84. Cierra la primera época el número 21 publicado el año 1985, coincidiendo con el nombramiento del Profesor Maluquer como catedrático emérito, que había sido el impulsor de la revista.
El año 1993, los miembros del Departament de Prehistòria, Història Antiga i Arqueologia de la Universitat de Barcelona decidieron retomar la revista Pyrenae, después de una larga interrupción de ocho años, con la voluntad de dar a conocer la investigación llevada a cabo en nuestro país. Maria Àngels Petit asumió la responsabilidad de la revista como Secretaria de Redacción primero y finalmente como Directora de la misma, asistida por un Consejo de Dirección integrado por todos los, entonces, catedráticos del Departamento, Josep M. Fullola, Josep M. Gurt, José Remesal y Mercè Roca, y por un Consejo de Redacción que fue rotando pero que inicialmente estuvo formado por Francisco Gracia, Fernando Martín, José Luis Maya, Rosario Navarro, Josep Padró y Joan Sanmartí.
La publicación, en esta segunda época, se adaptó a su tiempo, cambiando el formato de in-8º a in-4º y manteniendo un grosor de unas 300 páginas por volumen. La revista estaba constituida por tres partes bien diferenciadas. Una primera de artículos, una segunda llamada varia con trabajos de menor impacto y amplitud y finalmente una tercera de recensiones. También se incluyeron durante este tiempo las necrológicas correspondientes al profesorado del Departamento en activo o jubilado que nos dejó. Hablamos de un período en el que no existía la necesidad de publicar en revistas indexadas y alejadas del círculo habitual de trabajo. Por este motivo es necesario remarcar que en la decena de números que se editaron dentro de esta segunda etapa fueron habituales los trabajos realizados por miembros del mismo Departamento y de su entorno de investigación. También debe destacarse que Pyrenae sirvió de plataforma para la publicación de artículos derivados de algunas memorias de licenciatura o partes de tesis relevantes. Se publicaron 10 números en total hasta el volumen doble de los años 2002-2003, siendo el primero el correspondiente al 22/23 reservado para un merecido homenaje al Profesor Joan Maluquer que, no obstante, se publicaría años más tarde al final de éste período.
El año 2003 se inició un proceso de replanteamiento de la revista, dando lugar a una nueva propuesta de publicación manteniendo el título y la idea de la revista del Departament de Prehistòria, Història Antiga i Arqueologia de la Universitat de Barcelona. Esta nueva propuesta fue presentada por Gisela Ripoll junto con Rosa Mª. Albert y Jaume Buxeda. Se inauguró así una nueva etapa de la revista.
La tercera época de Pyrenae, la de inicios del siglo XXI, se abrió con el volumen 35 del año 2004. La responsabilidad de la edición recayó sobre Gisela Ripoll contando con Rosa Mª. Albert, Jaume Buxeda y Víctor Revilla como Editores Adjuntos. Con el paso de los años los Editores Adjuntos han ido rotando y hoy asumen esta responsabilidad Miguel Ángel Cau e Inés Domingo. Éste equipo está asistido por los Editores Asociados, investigadores de renombre internacional que de una forma u otra están ligados a la Universitat de Barcelona y a la revista Pyrenae.
En esta nueva etapa Pyrenae quiere situarse como referente dentro de las publicaciones científicas periódicas de la Península Ibérica y del oeste del Mediterráneo. A partir de este momento Pyrenae, se pasó a denominar Pyrenae, Revista de Prehistòria i Antiguitat de la Mediterrània Occidental / Journal of Western Mediterranean Prehistory and Antiquity. El doble uso catalán/inglés del subtítulo muestra la posición de la revista como publicación de referencia en este espacio y en un amplio marco cronológico, desde la Prehistoria hasta inicios de la Edad Media. Se volvió a un formato in 8º para fomentar una consulta y lectura más ágiles, y se pasaron a publicar dos números al año. Desde entonces Pyrenae aplicó todos los requisitos para convertirse en una revista líder, lo que supuso seleccionar los artículos sometidos a evaluación con mucho cuidado, aplicar una política seria y rigurosa en la evaluación por pares ciegos, una estricta puntualidad en la publicación, e ir adaptando Pyrenae a la misma velocidad que corren las nuevas tecnologías. La semestralidad de la revista permite una gestión y edición dinámicas dando una salida inmediata a la investigación en curso, siendo uno de los valores que fomenta la misma revista. Así mismo, la revista en dos volúmenes permite realizar un primer número con un artículo de fondo y una serie de cuatro o cinco artículos. El segundo número, también con una serie de dos o tres artículos, un foro de discusión si existe un tema o voluntad para hacerlo, un apartado importante de recensiones, y el listado de Tesis Doctorales y Trabajos de Fin de Máster que permiten contrastar la investigación que se está llevando a cabo en la Secció de Prehistòria i Arqueologia de la Universitat de Barcelona.
El año 2009 supuso un paso de gran importancia para Pyrenae. El CRAI-Centre de Recursos per a l'Aprenentatge i la Investigació de la Universitat de Barcelona hizo el esfuerzo, gracias a las ayudas concedidas por el Consorci de Biblioteques Universitàries de Catalunya (CBUC), de poner en red a disposición de todos los usuarios en acceso abierto los textos publicados en Pyrenae en sus, entonces, 40 números. Desde ese momento los artículos publicados se cuelgan en formato pdf en el repositorio cooperativo Revistes Catalanes amb Accés Obert. Una vez publicado el número en papel, facilitando el acceso a los resultados de la investigación y su difusión inmediata.
Pyrenae, Revista de Prehistòria i Antiguitat de la Mediterrània Occidental / Journal of Western Mediterranean Prehistory and Antiquity, tiene la voluntad de continuar apostando por la excelencia en la investigación, tal y como hicieron sus fundadores a mediados del siglo XX, adaptándose a los tiempos y a los medios que la sociedad y la ciencia ponen a su disposición.
 
El 2015 celebramos los 50 años de Pyrenae, con 46 números publicados hasta el presente y la edición de un volumen especial  Pyrenae. Número Especial 50è Aniversari 1965-2015, donde se recoge el estado de la investigación de todos los grupos de la Universitat de Barcelona dedicados a la Prehistoria, Historia Antigua y Arqueología.
 

Con el objetivo de alcanzar el máximo nivel de excelencia, Pyrenae introduce en 2018 una serie de cambios. Por una parte, la publicación de los dos números anuales de la revista pasa del mes de junio a enero y de diciembre a junio. Por otra parte, se ha procedido a una reestructuración de los comités, creando un nuevo Comité de Redacción y un nuevo Consejo Asesor. Los editores de Pyrenae quieren agradecer explícitamente la labor desarrollada por los investigadores que desde 2004 han sido miembros del Consejo anterior: Carmine Ampolo, Manuel Bendala Galán, Gian Pietro Brogiolo, Richard E. Jones, Francesco D’Andria, Jean Guilaine, Jean Paul Morel, Ana María Muñoz Amilibia, Maria Àngels Petit i Mendizàbal, Michel Py, José Remesal Rodríguez, Ramón Teja Casuso, Maria del Vilar Vilà i Bota y Chris J. Wickham. 

Historia de los intercambios
Desde su fundación en el año 1965, la revista Pyrenae inició una importante política destinada a priorizar el intercambio con instituciones científicas de todo el mundo. La intención era construir desde cero el fondo de la nueva biblioteca del Instituto de Arqueología y Prehistoria de la Universitat de Barcelona, que más adelante pasaría al Departament de Prehistòria, Història Antiga i Arqueologia; el traslado de la Facultat de Geografia i Història, el año 2006, a la sede actual del Raval, en pleno centro histórico de Barcelona, hizo que la Biblioteca de Arqueología quedara integrada en el conjunto de la Biblioteca de la Facultat de Geografia i Història.
La principal finalidad de la publicación y de los numerosos intercambios era poder acceder, de forma inmediata, a las novedades que se publicaban por todo el mundo en los campos de la Prehistoria, la Historia Antigua y la Arqueología; al mismo tiempo Pyrenae tenía que ser el órgano más adecuado para dar a conocer los trabajos científicos de los investigadores del Instituto de Arqueología y Prehistoria y, por extensión, de los licenciados y doctores salidos de la Universitat de Barcelona. Los intercambios fueron, por lo tanto, una de las claves del nacimiento de Pyrenae.
Con el paso del tiempo y gracias a Pyrenae, el fondo de la Biblioteca se fue incrementando de forma exponencial. Desafortunadamente la interrupción de la publicación en el año 1985, que no fue retomada hasta el año 1993, perjudicó el sistema de intercambios que había conseguido en ese momento una gran estabilidad. La nueva etapa de Pyrenae inaugurada con el número 24 del año 1993 posibilitó retomar nuevamente y de forma continuada los intercambios tanto nacionales como internacionales. Estos han sido un trabajo constante de dedicación llevada a cabo por Maria del Vilar Vilà i Bota hasta el día de su jubilación en 2008. Esta labor ha sido retomada desde entonces por Pilar García Argüelles.
Hoy por hoy, la política de intercambios continúa siendo primordial para Pyrenae.
La identidad de Pyrenae: origen de su logotipo
Pyrenae se identifica por el logotipo del dibujo de un barco. Este logotipo era el del Instituto de Arqueología y Prehistoria de la Universitat de Barcelona y como tal fue usado en las Publicaciones Eventuales y se incorporó a la revista el año 1993 cuando se inauguró la segunda época de la publicación. El barco se encuentra representado en el llamado ‘Vaso de las Naves’ procedente del poblado ibérico del Turó d’en Boscà (Badalona). Se trata de una jarra bitroncocónica en cerámica gris de la costa catalana (COTCAT) (109 cm de altura y 108 de diámetro) con dos asas y una decoración incisa de dos barcos navegando. El mar es evocado por líneas onduladas. La pieza se data en el siglo III a.C. La jarrita fue donada al Instituto de Arqueología y Prehistoria de la Universitat de Barcelona. El año 1993 el Departament de Prehistòria, Història Antiga i Arqueologia de la Universitat de Barcelona dejó en depósito el ‘Vaso de las naves’ al Museu de Badalona (Núm. Registro: MB-4581) y finalmente, en 2009, se cedió la propiedad al Museo. La pieza citada en numerosas publicaciones fue publicada en el primer número de Pyrenae, cf. Joan Maluquer de Motes, “Una vasija excepcional del poblado ibérico de Mas Boscà”, Pyrenae 1, 1965, 129-138, 6 figs, 2 láms. El estudio fue retomado, en ocasión del hallazgo de nuevos fragmentos, por E. Junyent y V. Baldellou, Una vivienda ibérica de mas Boscà, Publicaciones Eventuales 21, Instituto de Arqueología y Prehistoria, Universitat de Barcelona, Barcelona 1972 (id. Príncipe de Viana 33,126-127, 1972, p. 5-68). Los dibujos publicados por el Dr. Maluquer son del dibujante Antonio Bregante, y han sido retomados por Ramón Álvarez, incorporando las nuevas piezas encontradas por Junyent y Baldellou. Las fotos que se ven en esta página son del fotógrafo A. Guillén.

 << Anterior. Equipo Editorial